FUNDACIÓN

LICEO DE CARMELO

 El sábado 30 de agosto de 1930 el periódico “La Idea” de Carmelo daba publicidad a la ponderable exhortación que hacían  la Comisión Directiva del Club Uruguay, la Sociedad de Fomento y el Comité Popular Pro-Centenario,  a fin de constituir un gran comité popular pro Liceo en Carmelo.

A continuación transcribimos la exhortación que nos ocupa:

 “La Comisión Directiva del Club Uruguay, la Sociedad de Fomento de Carmelo y el Comité Popular Pro- Centenario, sintiendo vivamente la necesidad de cooperar a que se cristalice el anhelo de la población carmelitana de obtener la implantación de un Liceo Oficial en esta ciudad a breve plazo, se hace un honor en invitar a los Padres, al Magisterio, a los Profesionales, a las instituciones representadas por Delegados y en general a todos los que se interesan por la obtención de esta sentida obra de progreso y de cultura, a concurrir a la Asamblea General que se realizará en el salón del Consejo Auxiliar, el próximo sábado 30 del corriente, a las 6 pm a fin de constituir un gran comité popular pro- Liceo en Carmelo.

                                                           Carmelo, agosto 27 de 1930

El martes 2 de septiembre de 1930, la prensa de la época daba cuentas de la creación de una comisión con el fin de gestionar la creación de un liceo en la Localidad, la reunión se realizó con una asistencia de 35 personas, siendo presidida por una mesa integrada provisoriamente por los señores Juan M. Odriozola, Ricardo Pérez, Feliciano Alvariza.

La comisión quedó integrada por : Serafín Indart, Carlos Ferreira, Juan B. Rossi, Justo C. Cervetti Vachín, Juan M. Odriozola, Ricardo Pérez, Augusto Curubeto, Feliciano Alvariza, Pedro Arregui, David Bonjour, Ptro. Antonio Ferrari, Felipe G. Ledesma, Srta. Manuela T Noaín, Rosalía Díaz, María Teresa Gigli, Graciosa y Pepita Déniz.

Luego de la primera reunión los cargos quedaron distribuidos de la siguiente forma:

  • Presidente: David Bonjour.
  • Vice-Presidente: Juan M. Odriozola.
  • Secretario General: Feliciano Alvariza.
  • Secretario de Propaganda: Augusto Curubeto.
  • Secretario de Actas: Rosalía Díaz.
  • Tesorero: Serapio Indart.
  • Pro-Tesorero: Pbro. Antonio Ferrari.

Además se integraron las siguientes comisiones:

  • Srtas Rosalía Díaz, Pepita Déniz, María Teresa Gigli y Graciosa Díaz para levantar un censo de alumnos que estuvieran en condiciones de recibir esta enseñanza,
  • la Srta. Manuela T. Noaín, el Sr. Pedro Arregui y Juan B. Rossi para administrar los recursos con destino a dicho establecimiento educacional;
  • Felipe G. Ledesma y Justo J. Cervetti Vachín con la misión de instar a los padres a mandar a sus hijos al liceo.

 Se acordó poner en conocimiento de la formación de esta comisión a los representantes por Colonia, Ministerio de Instrucción Pública y Consejo de Enseñanza, llamándoles al mismo tiempo la atención sobre la necesidad de crear un liceo en la localidad.

 A poco de instalarse el Comité recibió varias donaciones y proyectó la realización de una Colecta Pública para recaudar fondos ofreciendo a los Poderes Públicos la contribución del pueblo destinada a facilitar el funcionamiento de un Liceo Oficial. con la provisión de los muebles y útiles a fin de que en el año 1931 pudiera iniciar ya sus tareas.

A la par de las gestiones del Comité en Montevideo para la creación del Liceo, se abrió el registro de inscripción para los alumnos que deseasen ingresar al primer curso del mencionado instituto el cual empezaría a funcionar privadamente en marzo de 1931 hasta tanto se obtuviera su oficialización. Respecto a esto "La Idea" del 30 de enero de 1931 publicaba: "los interesados de ambos sexos, podrán presentarse personalmente todos los días hábiles de 10 a 12 en la calle República Nº 245. La inscripción y funcionamiento de dicho curso es gratuito." Carmelo contaría gracias a los esfuerzos de la Comisión Pro-Liceo con una institución particular hasta que los poderes públicos resolvieran oficializarlo. Debemos reflexionar sobre la ardua tarea que significó instalar un liceo particular, sin otros recursos que la buena voluntad de un Comité que luchaba constantemente por alcanzar tan alto ideal, la abnegación y desprendimiento de profesores que tendrían a su cargo la educación de esa juventud que aspiraba a "beber en fuentes más altas del saber" y también la ayuda pecuniaria de la generosa población carmelitana y de la zona que no dudaron en contribuir rápida y solícitamente al llamado que hiciera el Comité en los albores de su obra. El interés de la población fue importante, prueba de ello fue el número de inscriptos para el primer curso liceal, ellos fueron:

Alba Orfelia Malán, Ana María Carpy, Olga Angélica Milanessi, Livia Antonia Tagliafico, Sir Inés Dupetit, María Nelly Noaín, Linda Rosa Luna, Idola Reneé Dupetit, Rita María Amanda Pieruccioni, Agustín Barca, María Delia Botinelli, María Celia Vecino, Teresa Lui, María del Carmen Sordo, Blanca Esther Irurueta, Irma Elena Irurueta, Enrique Gregorio Irurueta, Raúl Donato Irurueta, Humberto Avelino Brusco, Alfredo Trinidad, Armando Duthil, Ulises Lobecio, Sara María Frache, Felisa Beatriz Mazzoli, Gilberto Caram, Enrique Dupetit, Virgilio Colotta, Carlos Alberto Rizzo, María Beatriz Fernandez, María Rosa Cremona, Benedicta Herrou, Manuel Llaguno, Juan Carlos Leys, Edgardo Raúl Leys, Clevelán Rizzo, Nilda de la Quintana, Nilda Molinari, Edivia Ermina Rodríguez, María de los Angeles Yannuzzi, Alila Carolina Yannuzzi, Roxana Irma Dupetit Calcagno, Mauro González, Llaguno Edivia, Aída Leiva, Mauro Anselmo Caminotti, Ermelina Dupetit, Blanca Zagarzazú Fiesta D´Aquila. Julio Alberto Sosa.

En la tarde del lunes 16 de Marzo de 1931, quedó oficialmente inaugurado el liceo que la población carmelitana por propio esfuerzo se había dado. A la hora se habían citado a los alumnos a un sencillo acto con el fin de dar comienzo a la tarea. Se reunieron los organizadores, cuerpo de profesores y los estudiantes inscriptos porque el tan anhelado primer día había llegado. Funcionaron sus primeras aulas en el edificio del Consejo Local, su entrada "se hará por el portón de la izquierda, a fin de que el acceso principal, que da a las oficinas del Consejo quede librado a este último cometido". Además de los 14 profesores titulares que figuraban en la lista, existían 11 más como suplentes, lo cual da la idea de la espontaneidad de aquellos en querer cooperar en una obra de general interés. La Comisión decidió no despreciar el aporte valioso de cada uno y optó por aceptar los ofrecimientos por riguroso turno. Los grupos, horarios y profesores quedaron constituidos de la siguiente manera:

GRUPO B ( de mañana )

LUNES - MIÉRCOLES - VIERNES

DE 8 a 9

HISTORIA

PROF. EDUARDO BONJOUR

DE 9 a 10

HISTORIA NATURAL

PROF. EDUARDO IRASTORZA

DE 10 a 11

GEOGRAFÍA

PROF. ELIDA C. DE MORTALENA

     MARTES – JUEVES- SABADO

DE 8 a 9

MATEMATICAS

PROF. ALBERTO CARPI

DE 9 a 10

DIBUJO

PROF. FELICIANO M. ALVARIZA

DE 13 a 14

FRANCÉS

PROF. MARÍA LIDIA BISALLACH

DE 14  15

ID. CASTELLANO

PROF. Mª DEL CARMEN TROISE

      GRUPO A   ( de tarde )

LUNES- MIERCOLES- VIERNES

DE 14 A 15

HISTORIA NATURAL

PRF.JOSÉ L. SOSA AMONDARAIN

de 15 A 16

MATEMATICAS

PROF. HÉCTOR NOAÍN.

de 16 A 17

DIBUJO

PROF. JOSEFA DÉNIS

de 17 A 18

FRANCÉS

PROF. MARÍA TERESA GIGLI.

 MARTES – JUEVES – SABADO: 

DE 15 a 16

GEOGRAFIA

PROF.  CLELIA CREMONA

DE 16 a 17

IDIOMA CASTELLANO

PROF. LAURA DUPETIT

DE 17 a 18

HISTORIA

PROF. ANTONIO   FERRARI

 Asistieron a clase 67 alumnos.

Con la pujanza, el tesón y la responsabilidad de su primer Director y primer Cuerpo Docente reconocido por el Consejo de Secundaria, este accedió a enviar la Comisión Examinadora solicitada por la Comisión del Liceo Popular de Carmelo a fin de que al terminar el 1er año lectivo de 1931, pudieran examinar a los estudiantes.

Vecindario, profesorado y alumnado vivieron pendientes de la ansiada oficialización que incorporaría definitivamente el Liceo local a la serie de los existentes en el país.

 

003 Company Name